«myBALL» por Shawn Rider

This post is also available in: English (Inglés)

myBALL es un sitio de simulacro de producto basado en Flash que satiriza un tipo de argumento de venta que se encuentra comúnmente en la web. Al hacer clic en el eslogan inicial «El futuro de los juguetes robóticos es ahora,» entramos en el maravilloso mundo de la parodia corporativa y conocemos myBALL.

Sin embargo, explorar myBALL es encontrar mucho más que una burla de las corporaciones. Bajo el título «For Kids,» encontramos la frase «¿Quién necesita amigos cuando tienes myBALL? La promesa es que myBALL regresará al niño, eliminando así la necesidad de que otra persona juegue, hablará con él cuando sus padres estén demasiado ocupados, guardará secretos sin revelarlos (a menos que se use la función de acceso parental) y dará las respuestas a preguntas importantes. myBALL es el escenario más pesadillesco de Sherry Turkle, algo que incluso va más allá de Alone Together. Porque si PARO está diseñado para hacer compañía a las personas con fines terapéuticos, la amenaza de myBall es demasiado real. En «Robbie» de Isaac Asimov, la madre experimenta una sensación de amenaza que, en su mente, proviene de Robbie. Teme que pueda reemplazarla en el afecto de su hijo. Los compradores ficticios de myBALL esperan exactamente eso: algo que los libere de la carga de la paternidad.

Si crees que esto es solo una parodia, piénsalo de nuevo: myBALL ya está aquí. Es su teléfono inteligente, su Google, su Facebook. El texto de Shawn Rider denuncia un mundo en el que las relaciones son superficiales o casi inexistentes, restringidas dentro de los límites de ciento cuarenta caracteres. Al final, myBALL es divertido de la misma manera que el Brazil de Terry Gillian es divertido: superficial e irreflexivo. Una vez que el lector comienza a reflexionar, la diversión se desvanece para dejar espacio a una sensación incómoda que eventualmente podría convertirse en desesperación.

Presentado en The Electronic Literature Collection, Volume 1.

Traducido por Reina Santiago