«Paperwounds,» por Andy Campbell

This post is also available in: English (Inglés)

Screen capture of “Paperwounds,” by Andy Campbell. Black backround. Picture of a wrinkled paper.
Abrir «Paper Wounds,» por Andy Campbell

«Paperwounds» es una mirada íntima al reino a veces surrealista, a menudo maníaco de los suicidas y deprimidos. Es una imagen intensa de las numerosas facetas que influyen en la decisión de quitarse la vida, cada una de sus partes dispares se alinea para formar una narración fragmentaria que los lectores solo pueden adivinar en su totalidad. Presentado como una hoja de papel arrugada, los lectores «desenvuelven» la nota de suicidio haciendo clic en las palabras resaltadas/palpitantes dentro de sus pliegues. Al hacerlo, exhuma otras notas más cortas que el escritor colocó dentro de la carta virtual, cada una de las cuales es una ilustración diferente de, quizás, lo que condujo a la víctima ficticia a esta última negación de sí mismo. La interfaz, los sonidos tecnológicos y las animaciones breves cuando pasa el mouse sobre ciertos textos combinados con el estado arruinado de los materiales crean un tono forense para el trabajo, convirtiendo al lector en el papel de un investigador. El poema puede acercarse, alejarse, voltearse, girar, atenuarse y hacerse completamente invisible, aunque hacer lo anterior no parece cambiar la naturaleza del texto a primera vista.

Mientras lee el poema, uno tiene la sensación de que se está produciendo un cuento mucho más grande en el fondo de lo que se está leyendo. Aunque cada fragmento de la «nota» parece desconectado del siguiente, tal vez este es el verdadero punto de la narración en el mismo-nunca hay respuestas «correctas» cuando se trata de depresión no tratada y tendencias suicidas, por lo que el supuesto caos de cada uno El fragmento puede ser útil en la medida en que nadie sabe realmente qué evento pudo haber apartado a la víctima ficticia. La música de fondo del trabajo también funciona a su favor; tan oclusivo y desnudo como está, hace que la lectura del trabajo parezca un poco angustiante, como si uno no estuviera observando este momento tan privado.

Traducido por Reina Santiago