Born-Again Digital: iPoe

This post is also available in: English (Inglés)

screen568x568
iPoe en iOS y Android

En las próximas semanas, aparecerán una serie de entradas que se ocuparán de la noción de un renacimiento digital, una especie de reencarnación digital de textos impresos. Estas entradas no se referirán a versiones meramente digitalizadas de textos clásicos. En su lugar, destacarán las publicaciones digitales que presentan textos impresos en una luz completamente nueva y que comparten con la literatura digital nacida la necesidad de leerse en dispositivos especializados.

En marzo del año pasado, mi atención fue captada por iPoe, una edición de cuentos cortos de Edgar Allan Poe específicamente diseñada para dispositivos móviles. A su vez, esto despertó mi interés en otras publicaciones similares y mi participación en CantApp, una edición de Canterbury Tales de Chaucer concebida para leer en teléfonos móviles y tabletas, que se publicará este año. Esta reimaginación de textos clásicos para dispositivos multimedia modernos es a lo que me refiero como literatura digital renacida.

Hay un verso de Marcelino Menéndez y Pelayo, que dice «Él vierta añejo vino en odres nuevos» (y puede verter vino maduro en odres nuevos) y que la editorial española, Editorial Castalia, solía nombrar su colección de textos clásicos en español (Odres nuevos). La alusión se refiere a presentar contenido antiguo en contenedores nuevos. En parte, esto es lo que nos interesa: cómo el nuevo contenedor podría remodelar la forma en que percibimos sus contenidos.

Los lectores habituales de este sitio saben que la literatura electrónica permite contar múltiples historias contadas desde diferentes perspectivas, que no está limitada por la linealidad de la narrativa impresa y que puede hacer uso de gráficos, animaciones y sonidos. En algunos casos, la literature electrónica puede eliminar casi todo el texto escrito para reemplazarlo por historias basadas principalmente en imágenes (tal como lo hace Donna Leishman en Deviant y RedRidinghood). Era solo cuestión de tiempo antes de que la literatura digital nacida comenzara a influir en la forma en que representamos a los clásicos cuando se presentan en formato digital.

Las ediciones en pantalla táctil de los cuentos de Edgar Allan Poe, iPoe e iPoe2, son excelentes ejemplos de nuevas formas de presentar la interacción entre el texto y las imágenes. En el caso de Poe, sin embargo, este no es un fenómeno nuevo. Hay muchas versiones ilustradas de sus historias y varias novelas gráficas basadas en su trabajo. Por ejemplo, el ilustrador francés Benjamin Lacombe produjo una edición de Tales of the Macabre con dibujos detallados.

Tales of the Macabre, illustrated by Benjamin Lacombe
Tales of the Macabre, ilustrado por Benjamin Lacombe

Yoanna Roussel también produjo una edición ilustrada de «The Black Cat.»

"The Black Cat," illustrated by Yohanna Roussel
«The Black Cat,» ilustrado por Yohanna Roussel

Estos son ejemplos, entre muchos otros. De esta manera, uno podría decir que iPoe pertenece a una larga tradición de libros ilustrados, con la diferencia de que también incluye sonido, música y animación. Cada una de estas características sirve para enfatizar diferentes aspectos de los textos.

Entrada siguiente: iPoe: «El retrato ovalado»

Traducido por Reina Santiago