«Jorge Borges (@BabellingBorges)» por Matt Schneider

This post is also available in: English (Inglés)

 Jorge Borges @BabellingBorges  Each book contains four hundred ten pages; each page, forty lines; each line, approximately eighty black letters.
Abrir «Jorge Borges (@BabellingBorges)» por Matt Schneider

Este bot realiza incansablemente una tarea demasiado grande para que se complete en la vida humana: explora una idea planteada por Jorge Luis Borges en su historia «The Library of Babel» de una biblioteca infinita llena de libros que contienen una combinación diferente de 23 letras y signos de puntuación «Cada libro contiene cuatrocientas diez páginas, cada página, cuarenta líneas, cada línea, aproximadamente ochenta letras negras» (Schneider cita a Borges en la descripción del robot). Con este bot, Schneider ilustra el concepto de esta biblioteca a través de las propias restricciones de Twitter al tuitizar 140 caracteres elegidos al azar entre 23 caracteres alfabéticos, signos de puntuación y espacios. El resultado es puro ruido de lenguaje. . . ¿O es eso?

La lectura cuidadosa de este tuiteo desde el día de hoy revela palabras o formaciones parecidas a palabras dentro del revoltijo de letras, como «keppets,» «mavox» (o «vox»), «hokoenta» y «ted.» Qué significan estas palabras , individual o colectivamente, está al lado del punto. El punto es que podemos reconocer patrones similares al lenguaje en la cadena de caracteres aleatorios, de la misma manera que las personas pueden ver formas en las nubes, estática, hojas de té, las estrellas o en Como humanos, instintivamente tratamos de reconocer patrones y buscar darles significado (por ejemplo, vea esta breve pieza de Michael Shermer). La atribución de autoría, ya sea humana o (antropomórficamente) divina, es una estrategia importante porque crea intención, y crea una narrativa de comunicación a través de la cual nuestros esfuerzos de lectura son recompensados ​​por la recepción de un mensaje y el placer textual. Cuando un texto es creado por un ser humano estamos dispuestos a seguirlo en gran medida porque buscamos completar el acto comunicativo y conectar con esa persona, incluso si se trata de un nivel puramente conceptual. Estamos menos dispuestos a hacerlo cuando el texto es generado por un programa de computadora o un proceso aleatorio, tal vez porque no queremos conectarnos a una máquina, a un programa o al vacío.

Borges y @BabellingBorges promulgan el concepto del eterno retorno que, ya sea que lo expliques mítica o físicamente, plantea un universo (o multiverso) de permutación infinita de un número finito de elementos. En otras palabras, todos los textos se han escrito un número infinito de veces, al igual que todas las variantes (incluidas variaciones de galimatías) y por diferentes autores (como Don Quijote). Borges y este robot que él inspiró, ambos lo reducen a escala humana a través del libro o tweet, pasando de la cosmología física a los monos con máquinas de escribir, a la decodificación de fuerza bruta.

Por supuesto, los humanos no son los únicos lectores de estos textos. Por ejemplo, cuando aparece una cadena de letras seguida de un punto seguido de tres letras y un espacio, Twitter interpreta el texto como un enlace, como se puede ver a continuación (gracias por la corrección en este Matt).

Hmmm. Parece que las computadoras se pueden programar para reconocer patrones para nosotros. Tal vez encontremos una manera de usar las tecnologías digitales para acelerar y mejorar nuestra capacidad de leer y leer cosas para nosotros, y ayudarnos a reconocer patrones no solo en lo que se ha escrito sino también en lo que no se ha podido hacer. ¿Quién sabe qué nuevas obras descubriremos y disfrutaremos leyendo en esta biblioteca de la imaginación?

Coda: Otra iteración de esta idea (actualmente no funciona) es «Tweets of Babel (@TweetsofBabel),» que también implementa sus resultados y documenta el proyecto en un sitio web.

Presentado en Genre: Bot

Traducido por Reina Santiago